El click del campesino

julio 14, 2011

Los aretes que le faltan a la calle Monte

Filed under: Cuba — Dayán García La O @ 7:48 pm

Ella estaba entre penumbras madrugadoras. Detrás de una columna, al acecho. El portal era el mismo de noches anteriores. La ropa creo que también. Estoy seguro  de que desde hacía un buen rato se había percatado de mi trayectoria. Lo sabía porque repetía el movimiento de salir a la acera y parapetarse tras la mole de concreto. El ritual siempre era el mismo. Solo dos motivos  para intentar establecer el rapport, al menos conmigo: el fuego para fumar o la hora, sin importar si tenía o no reloj de pulsera.

Foto tomada de Internet

Foto tomada de Internet

Después viene lo triste, la invitación que me da unas ganas enormes de correr a besar a las mujeres de mi familia. Aquí la puñalada:

– Papi, vamos a hacer algo, te voy a tratar bien.

– No, gracias. Mi esposa me espera en casa- miento.

– Bueno, tú te lo pierdes- y me muero de vergüenza mientras escalo la oscuridad de la calle Monte rumbo a mi casa, con la tranquilidad de saber que en la próxima esquina dos polícias estarán custodiando mi sosiego.

Y ¿ella?… sin aretes, seguirá en su “oficina” para tratar bien, y tal vez al día siguiente la historia se repita, porque no pienso mudarme,  a ¿ella? no le interesa la construcción y La Habana seguirá sorprendiendome en sus noches.

Anuncios

9 comentarios »

  1. wow mi´jo…. excelente texto…. retrato directo de esa realidad innegable que hay que enfrentar, pero como tesoro exclusivo de nuestras intimidades sociales…. tan nuestras que enfrentaremos sin consejerías…. buen texto Dayán… te felicito y aprovecho para recordarte que sigues en ese pedacito de alma que viaja conmigo, donde cabes tú, la Patria y mis mejores memorias…

    Comentario por Miguel — julio 14, 2011 @ 7:55 pm | Responder

    • ñooooooooo, puro, palabras siempre necesarias para mí, porque vienen de ti, cuando leiste no lo habia editado, tuve que salir corriendo a una cobertura, tú sabes, ya está arreglado, ya el hijo tiene casa por si no lo sabes, o sea que tú también, abrazosssss y se te quiere un mundo, toy loco porque me pelees, o por disfrutar tus resabios de hombre grande, tq

      Comentario por Dayán García La O — julio 14, 2011 @ 9:59 pm | Responder

  2. oye Dayan todos los q nacimos en esos lares tenemos anécdotas miles de esas jajaja, muchas veces no son del sexo opuesto, pero nada q te felicito lo supiste decir bien diria de factura exquisita jajajaja

    Comentario por rafael tores escobar — julio 15, 2011 @ 2:03 am | Responder

  3. Bueno, para qué deshacerme en halagos y escribirte lo que ya te dije, porque esta vez me demoré en comentarlo, pero sí fui la primera en leerlo, y me encantó, tienes una habilidad maravillosa para decir las cosas, el don de la palabra que te acompaña dibuja la ternura que trasmiten tus desahogos en este espacio. Es triste saber que historias como esas se suceden a diario y entonces pensamos ¿Y dónde queda lo que nuestros padres nos enseñaron? Eso del respeto, la dignidad, la moral.
    Sigue escribiendo así de lindo y sincero, nunca pierdas tu esencia, porque eres único.

    Comentario por sailynsm — julio 16, 2011 @ 3:35 pm | Responder

    • wao, jejejejej, ¿si quieres te invito a comer helado? no tienes que decir esas cosas, jejejejejeje gracias say… de verdad, besos muchos, y para tí siempre estarán mis palabras

      Comentario por Dayán García La O — julio 18, 2011 @ 12:43 pm | Responder

  4. Es una historia que no solo por la exquisitez con la que está contada, sino por la realidad que refleja atrapa al lector desde que comienza a leerla, por eso es que te agradezco que nos des la oportunidad a todos los que visitamos este blog de embriagarnos con tanta elegancia de escritura y con estos reflejos de la realidad que nos hace reflexionar, gracias de todo corazón.

    Comentario por Maidely — julio 18, 2011 @ 2:14 pm | Responder

    • Gracias por leer y reflexionar, aquí esta mi granito de arena para lograr una Cuba más de nosotros y más pura, gracias de verdad por sonreir frente a mi con esos oyitos encantadores, jejejejeje, besos

      Comentario por Dayán García La O — julio 18, 2011 @ 2:20 pm | Responder

  5. La verdad, me uno a lo que ya te han dicho, eres delicado para mostrar bosquejos de una realidad que es de tu tierra pero también de la mía y de la del resto del mundo. Ojala hayan mas almas puras que puedan dolerles esas situaciones. Un abrazo.

    Comentario por María Nela Pereyra Padula — agosto 2, 2011 @ 5:37 pm | Responder

    • Gracias Nela, gracias por pasar y por sus palabras,sí,nosotros en Cuba creermos que nuestra realidad es única, pero de esto hay en todo el mundo, incluso en mayor medida y con otros preceptos, besos

      Comentario por Dayán García La O — agosto 2, 2011 @ 5:54 pm | Responder


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: