El click del campesino

noviembre 18, 2009

El sabor de las “esposas”

Filed under: Cuba,Social — Dayán García La O @ 4:00 pm

Al leer el título puede pensarse en una feliz historia de amor. Sin embargo, se trata del capítulo más horrible de mi vida. Ahora pienso en ello y la impotencia o la frustración, o las dos juntas me relegan a algún lugar donde se unen al descrédito. Aún me arden los ojos por la pimienta, y no estaba cocinando, incluso tampoco se dirigió a mí el disparo del expectorante. Pero las gotas se confundieron con el aire y me rozaron las ganas. Cuando escribo intento olvidar el dolor de victima; no sé si pueda lograrlo.

Todo fue muy rápido. Casi media noche y la 222 se acercaba a la parada de 23 y F en el Vedado. Dejamos el pan con hamburguesa porque a esa hora no podíamos darnos semejante lujo: o la guagua o la comida… ganó el transporte. Téngase en cuenta el tiempo que demoran dos jóvenes atléticos en cruzar corriendo la céntrica avenida, y a escasos cinco metros del ómnibus tamaña desilusión nos envolvió: casi nos arrolla la 222 apremiada por un P9 que acosaba sigiloso. Dijeron después lo viajeros que la batalla por el pasaje (muy recurrente en nuestras calles sin que nadie haga algo para impedirlo) venía desde la Liga contra la Ceguera, amén de que fueran cerca de las 12 y pocas las personas que estuvieran en la calle. Me asombré también al comprobar que en la dotación de pasajeros estaba un policía, a pocos metros del conductor, en la puerta de la guagua.

Mi amigo gritó cosas ilegibles, rozó la vulgaridad. Tomamos el P9, semáforo por medio pudimos alcanzar frente al Coopelia al desmadra´o chofer. El de mi lado salió corriendo por miedo a un segundo desaire, yo lo seguía seguro. Un escalón,

—¿Usted es policía verdad?—, dijo al agente uniformado y espetó al del timón, —¡Tú eres tremendo SINGA´O! (en perfecto cubano)

Lo que vino después todos lo imaginan, ¿no? El que nació en Cuba responde a la agresión verbal con agresión física, el otro que recibe una agresión física brinda lo mismo, y el que acompaña al que da o al que recibe se suma a la fiesta.

En fin, un suboficial llegó a ayudar a su compañero, no hubo resistencia, sin embargo, el recién llegado no pudo soportar golpear el rostro de mi amigo, y utilizar ese maldito spray, solamente digno de un Hércules desenfrenado.

Pienso en el fenómeno MASIVIDAD y el riesgo que lleva consigo. Lo sufrimos en Cuba. Vamos a formar trabajadores Sociales: el 50 por ciento más uno (soy condescendiente porque mi único objetivo es demostrar la mayoría) no siente en su corazón el trabajo social. Vamos a formar enfermeros: allá va la masa y el 50 por ciento más uno son asesinos de la jeringuilla. Vamos a formar maestros emergentes: la misma proporción; y “el pueblo uniformado” no escapa a este flagelo. Muchos antípodas de la vocación humanista para la que fueron convocados

Quiero nuestras calles cuidadas, los geely rondando a todas horas, que me pidan el carnet 500 veces, que me multen con 30 pesos por alteración del orden público cuando lo merezca (como en este caso), pero detesto la falta de respeto, el abuso de poder, la falta de preparación, el “no escuchar”, las esposas apretadas inhumanamente a pesar del reclamo de dolor, como si fuera el peor de los bandidos.

Una experiencia terrible, vergüenza, humillación, son el precio de mi error, pero parece que los únicos que pagaron fuimos nosotros, y agentes como el referido siguen “custodiando” la ciudad para arremeter con la misma violación de protocolos contra delincuentes y contra otros.

—La guagua no se va de aquí porque no me sale de la p…—, resuenan en mis oídos las palabras del suboficial vociferadas agresivamente a los pasajeros.

No soy un extraño ser llegado de Júpiter, entiendo que son las fatales individualidades las que empañan la integridad de lo general. El día que mi pueblo (ese diamante en bruto de tantas victorias) vista un uniforme azul para abusar, no me va a quedar otra que mudarme para Saturno, aunque mejor no, porque allá pasan cosas extraterrestres. También aquí, la noche de aquel domingo.

Anuncios

14 comentarios »

  1. Qué buena sorpresa tu blog, mi hermano, aún cuando haya sido leyendo un post tan doloroso como este. Te dejo un abrazo y pasaré por aquí más a menudo.

    Comentario por lynnardsd — noviembre 18, 2009 @ 7:12 pm | Responder

    • thanks lynnard, también era dolorosa nuestra combinación alrededor de la almohadilla en el sofbol de la prensa, gracias mano

      Comentario por Dayán García La O — noviembre 18, 2009 @ 9:34 pm | Responder

  2. Te confieso esperaba, cuando me contaste el resultado, que la causa del atropello que sufriste, hubiese sido otra. Aunque concuerdo plenamente contigo en los errores que la MASIVIDAD ha traido, y no solo en el plano profesional y etico de nuestra sociedad, me gustaria que recordases que la violencia solo genera violencia, y me extrañaria que esperases otra reaccion. No podria juzgar, tu narracion de la trifulca es demasiado ambigue.

    ¿Sabes algo? A veces los recursos literarios, lejos de ayudarte, te desdibujan el discurso.

    La experiencia, sobre todo la impotencia que debes haber sentido, es digna de mi solidaridad. Pero, a menos que hagas un post aclaratorio, no habe¡re entendido que quisiste expresar. Ponte ahora en el lugar del policia, que acaba de recibir botella, y que dos individuos lleguen vociferando y agredan al chofer: ¿Que harias?, sobre todo si se pasa de la agresion verbal a la fisica.

    Comentario por abel gonzalez — noviembre 18, 2009 @ 10:17 pm | Responder

    • solo miedos y temores que tienen que ver más conmigo mismo que con otros aspectos, mi ingenuidad de periodista producto de algo, que defiende algo y que no quiere perder algo, me aferro a patrones establecidos, a metáforas que hacen la cosa ambigua, o sea, la cosa no es la cosa, sino la cosa en sí, a trasluz, entre una pequeña abertura en la ventana dejo mi rencor, no quiero abrirla toda, el sol te aseguro que encandila ¿acaso no es también un recurso? el policia no recibió botella, es simplemente una de las nuevas medidas de la PNR, en horario nocturno, un policia por guagua (eso esta muy bien) incluso el que galleteó, ofendió e hizo hasta lo imposible por ser antipolicia fue el que llegó no se de donde, quizás era el que estaba de ronda por la zona. gracias por la solidaridad, hoy pagué mi error económicamente hablando, esta vida, de un día tras otro me hará pagarlo espiritualmente, y entonces? nada amigo que la violencia no puede generar abuso, y menos de los que están para impedirlo, gracias de nuevoooooooo

      Comentario por Dayán García La O — noviembre 18, 2009 @ 10:49 pm | Responder

  3. Hey! Dayán, igual te digo que es una muy buena sorpresa encontrar tu página. Un abrazo y aprieta, mi hermano (y colega).

    Comentario por daniel s — noviembre 19, 2009 @ 4:48 am | Responder

  4. gracias daniel, y si, aprieto!!!!!!!!!!!!!!!!!!

    Comentario por Dayán García La O — noviembre 19, 2009 @ 1:48 pm | Responder

  5. del carajo Dayán, esa es la seguridad social que tenemos, nuestros policías van de la ignorancia a la violencia, bueno, es que la primera conduce a la segunda generalmente. No te aflijas por eso, que mucho más hay en la viña del señor. Y haces muy bien en escribir estas cosas, es la manera que tenemos de denunciar esas violaciones de todo derecho humano. Si bien ustedes se precipitaron ellos de extralimitaron. Y lo peor es que a quién le reclamamos; tal vez si ponemos la queja en el buzón de quejas y sugerencias de la PNR Nacional en Tulipán le demos algún contenido de trabajo al año. En fin amigo, tú sigue escribiendo, y ojalá no todo sea de experincias personales (jjj) que yo te sigo comentando. es nuestra manera de hacer revolución desde nuestro pequeño espacio.

    Comentario por ariadna — noviembre 19, 2009 @ 4:14 pm | Responder

  6. gracias Ary, y por ejemplo cabe destacar el caso de un primer teniente en la estacion de 21 y c, con la integridad ética que debe caracterizar al “pueblo uniformado”, nos escuchó, nos atendió con profesionalidad y respeto, se preocupó por nosotros sin dejar de hacer su trabajo, sí, también hay muchos que penen en alto las siglas que llevan en el brtazo. Enhorabuena, y ojalá se generalice. el otro pueblo (que es el mismo) lo necesita.

    Comentario por Dayán García La O — noviembre 19, 2009 @ 4:35 pm | Responder

  7. hola negro,,, no temas que esas cosas pasan dondequiera,,, y que bueno el valor sigue siendo tu fuerte. te agradezco como otros muchos cubanos que no tienen espacio donde exponer sus dolorosas historias con los referidos “guardianes de nuestra tranquilidad ciudadana”… y recuerda el estribillo de una cancion innombrable de un grupo innombrable. “esta es la unica tierra donde se dan azules los boniatos”…… y sin ánimo de ofender,,,, cuidate,,,,

    y viva Francia,,,,,, que estamos con mano o sin mano en el mundial 2010..

    Comentario por Yoandy — noviembre 19, 2009 @ 6:10 pm | Responder

  8. dimelo mi hijo del pingpong, asi las cosas yoandy, y gracias por pasar, realmente no es valor lo que tengo, es simplemente que las cosas que estan mal hechas hay que combatirlas, cada cual desde su trinchera, no tiene nada que ver con la institucion, es simplemente esas individualidades a las que me referia, gracias de nuevo

    Comentario por Dayán García La O — noviembre 19, 2009 @ 6:57 pm | Responder

  9. […] bandoleros resultan ser policías, y muchos policías resultan ser… ejem… protagonistas de episodios que nos dejan sin argumentos, y que provocan una impotencia que no hay Viagra ni sueños húmedos […]

    Pingback por FUFU CON EMPELLAS » El Pury en Lavana — noviembre 23, 2009 @ 3:46 am | Responder

  10. Hola Dayan, quien te escribe es el hermano de Dianela y unos amigos mios, solo te queremos decir que te apoyamos en tu comentario y que sigas haciendo lo que creas correcto, es bueno que haya alguien que escriba sobre los problemas sociales que afectan nuestra imagen en el mundo.

    La Dianela de la que te hablo es la amiguita de tu novia ella estudia psicologia esta en 4 to año y ya tu por lo que te he dicho debes saber de quien te hablo.

    Comentario por Nine — noviembre 27, 2009 @ 4:39 am | Responder

    • hola amigos, gracias por el apoyo, y sí, voy a tratar de hacer siempre lo que crea correcto, dianela me ha hablado mucho de ti, trataré desde mi puesto de defender la imagen de Cuba ante el mundo, es el objetivo de este blog, un abrazo

      Comentario por Dayán García La O — noviembre 27, 2009 @ 2:11 pm | Responder

  11. Niño, increíble esa historia, me suena a cuento de adas pero me duele saber que es lo que sucede en nuestras calles hoy, más aún si es a gente honesta y decente como nosotros que le suceda eso…

    Comentario por Dailyn — noviembre 27, 2009 @ 9:50 pm | Responder


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: