El click del campesino

octubre 28, 2009

Mi homenaje a “Camilo”

Filed under: Cuba — Dayán García La O @ 10:43 pm

Hoy salía de Alamar rumbo a una reunión, venía apurado, la pereza había mellado mi puntualidad. Cerca de donde vivo hay una escuela primaria, en el camino tropecé con una hilera interminable de niños que flor en mano iban a la costa para recordar a Camilo Cienfuegos en el aniversario 50 de su desaparición física.

10-29-09_0901

Cuando era niño me encantaban las peregrinaciones en mi natal municipio de Martí, Matanzas. Era la oportunidad de ir a una empresa salinera, y ver un muelle repleto de barcos de pescadores, y alguna que otra embarcación militar del puesto de guardafronteras cercano.

Así, además de estar con amigos de otras escuelas, estaba un rato parado frente al mar, pensándome “marinero” (no crear falsas analogías con otros “marinero” ). En la actualidad no quedán más de diez barcos en el mencionado lugar, parece que la crisis económica internacional ha afectado duro la pesca deportiva.

Siempre supe que Camilo había desaparecido mientras volaba de Camagüey a La Habana, pero el tiempo hizo el hecho cada vez más increíble, ¿razones? muchas… No entiendo que no se haya encontrado un centímetro de la avioneta en la que viajaba, además de que en nuestra pequeña área geográfica los escapa´os radares y equipos de búsqueda rusos o de cualquier lugar, seguramente localizaban el botón que se le desprendió a Cristóbal Colón el día que bajó de una de las carabelas en Bariay (exagero).

Hoy vi a los pioneros y sentí nostalgia de aquellos tiempos en los que lanzaba mi flor (ahora también lo hago) pero extraño la ingenuidad con la que recordaba al “hombre de pueblo”, maldigo el misterio que ronda su desaparición y resumo la impresión de muchos años de flores lanzadas al mar como el mejor homenaje. El Señor de la Vanguardia las recibe, aunque floten sin rumbo.

Anuncios

9 comentarios »

  1. te quedo muy bien esto,, como todo lo que escribes. menos mal que te convenciste que eres mejor periodista que deportista.. Saludos de tu papá en el ping pong, en el futbol, jajajaaj. felicidades,

    Comentario por yoandy — octubre 29, 2009 @ 3:04 pm | Responder

  2. oye hermano donde estas metido? necesito saber de ti, gracias por lo que me dices, y lo del ping pong y el futbol no me parece que sea cierto, jejejejejejejeje, aparece brother.

    Comentario por Dayán García La O — octubre 29, 2009 @ 5:21 pm | Responder

  3. tu comentario me recordó mucho mi experiencia. sabes que soy de un pueblucho en la geografía santaclareña. Pues yo no tuve embarcaderos, ni buques, ni bahías. Yo tuve un río que según nos decían en algún punto se unía al mar. Sabe Dios si sería cierto. Para mí también era una aventura llevarle flores. Te imaginarás que en mi pueblo no sucedía nunca nada. Y ese acontecimiento, fuera de la índole que fuera, implicaba algarabía. Ahora, ya grande y con menos ingenuidad, he perdido todo compromiso con el acto del “Desfile” en sí. Mis lazos han de estrecharse con mis principios y creencias. El Camilo, al que masas van a echarle flores, es el camilo de afiches y posters, que pende del mito y la construcción política. Ese Camilo no es mi Camilo. No tengo que unirme en una marcha que ha perdido lo tradicional para convertirse en obligatoria. No tengo que llegar a Malecón rodeada de desconocidos que agitan sus zapatos para salir de eso. No tengo que echarle flores a una hora determinada porque mi ánimo no tiene horarios.
    Ojalá algún día pueda volver a mi charca y lanzar mi azucena. Ojalá quienes me sigan ese día lo hagan de corazón y no por asignación sindical. Dayán, ojalá tu muelle se llene otra vez de barcos. Y ojalá cada una de nuestras historias vuelvan a ser las de antes. Las nuestras, hechas por nosotros mismos. Esas, las más genuinas. Las no perfectas pero sinceras. No las de semidioses. Sé que cada uno de nosotros tiene una charca donde poner una flor cualquier día del año. Sobran los motivos.

    Comentario por ariadna — octubre 29, 2009 @ 6:40 pm | Responder

  4. Kmilo me recuerda muchas cosas, solo que cuando era niño tenía que ir a un río “ahogapollos” en vez de ir al mar…pero igual…kmilo es poémica tanto dentro como fuera, es la duda y el pie que fuerzan muchos, sé poco de él…Cabrera Alvarez , el Guille, escribió hace mucho tiempo un libro interesante…búscalo si puedes, la duda me quda , lo confieso, pero tengo fé en la utilidad de la virtud…Viste que vivir en alamar tiene sus ventajas, inspiraciones, qué esa sea tu Finca Vigía, saludos Roberto

    Comentario por roberto — octubre 29, 2009 @ 7:05 pm | Responder

  5. gente, gracias de verdad, ary eres lo máximo, y precisamente eso busco con el post, que cada uno recuerde su momento, en su macondo, lo que fue y lo que es despues de varios años, roberto si, nos queda tener fe en la utilidad de la virtud, y voy a buscar le libro, un abarzo.

    Comentario por dayan — octubre 29, 2009 @ 7:22 pm | Responder

  6. Ante tanta insistencia y solo porque te quiero y lo sabes, me gustaría decirte que de veras que te quedó bien…que con esas palabras puedes y has llegado a los sitios que te has propuesto y que me siento feliz de verte crecer por ti solo…que no solo Camilo hoy es fuente de salida para tus palabras sino que, y es lo que más me gusta, te dedicas a moldear las cosas que vivencias, como un diamante en bruto que a través de ti finamente brilla más…………….de chuchi

    Comentario por Adriana — octubre 29, 2009 @ 10:31 pm | Responder

  7. chuchiiiiiiii, gracias de todo corazón, por tener que soportarme, por tus malcriadeces que me hacen mejor y que me unen a ti de una manera sumamente paternal, también te quiero

    Comentario por Dayán García La O — octubre 29, 2009 @ 10:38 pm | Responder

  8. A veces me pregunto si mi vida hubiese sido igual sin ti. De verdad que conocerte es una de las mejores cosas que me ha pasado en la vida, y es un gozo el poder verte ahora desarrollándote en lo que se es TU VIDA. Me enorgullece saber que eres mi amigo y que puedo contar contigo para lo que sea, lo que no me enorgullece mucho es el nombre que has decidido ponerle a la página pero bueno, después haremos un estudio sobre la repercusión psicológica, en fin ahora que lo pienso bien, el nombre no es tan malo, peor sería ponerle el click del Mamey.
    Nada negro, te quiero y muchas felicidades porque saliste de la tierra que ya no tiene barcos. Por suerte, ahora desde tu nueva casa, se ven los que pasan.
    yani

    Comentario por Yanisbel — octubre 29, 2009 @ 10:49 pm | Responder

    • Yani, sabes que hace mucho tiempo mis complejos y frustaciones me impulsaban a leer “Un hombre de Verdad”, ese libro tenía el bendito don de levantarme el alma, de empujar mi tren de una manera sorprendente. puede que parezca demasiado metafórico pero desde que te conozco eres eso para mi. te veo en mis brazos, entre camellos e indolencias de la gente de mi Cuba, loma arriba y abajo en los brazos de todos, con gomas ponchadas, vestida de blanco, viajando al Mamey, con un “esposo” fenomenal (y esto la yami lo puede decir mejor, jejeje) y de verdad que dejo guardado en un baúl el mencionado libro. por gente como tú es importante el mañana. Siempre se puede un poco más, eso enseñas. gracias.

      Comentario por Dayán García La O — octubre 29, 2009 @ 10:57 pm | Responder


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: