El click del campesino

septiembre 10, 2009

¿Miedo a la humildad?

Filed under: Uncategorized — Dayán García La O @ 6:34 pm

Valores morales. de esto he escuchado mucho, sobre todo cuando mi paso por la secundaria dejó la huella de Educación Cívica marcada por un camino de solidaridad, honestidad, laboriosidad, humildad, *dad, *dad, *dad. pero, en la mayoría de las ocasiones eran conceptos vacíos que aprendíamos de memoria para el día de la inspección poder repetir mecánicamente lo grabado.

Jorge Rizo era un estudiante modelo. Amante de las matemáticas y la computación, se dejó llevar por la fiebre de la Universidad de las Ciencias Informáticas. Tuvo un primer año de estrellas, sin creer en cálculos ni programación, con una avalancha de convalidaciones incluidas. Ya en el segundo curso pudo “milagrosamente” mover los hilos de la telaraña yaparecer en la Universidad de La Habana en la carrera de Cibernética, “esa UCI era un jamón y ahí estaba perdiendo mi tiempo miserablemente”, me comentó cuando coincidimos en la emblemática Plaza Cadenas.

Jorge pecó de arrogante y pagó su precio. Tuvo un año de batalla insostenible con la programación, y claudicó un día de agosto en la competición internacional. “Ñoooo no era jamón, era un chícharo”, solo pudo decirme cuando vi que sus compañeros de grupo eran otros.

Mi amigo Rizo repite el año, y solo en este momento pienso en lo difícil de aprehender el concepto de humildad, ese de cuando éramos niños y máquinas de repetición automática, ese que no se convirtió en valor para Jorge y para muchos otros.

Algunos entendidos defienden que la humildad es una virtud de realismo, pues consiste en ser conscientes de nuestras limitaciones e insuficiencias y en actuar de acuerdo con tal conciencia. Más exactamente, la humildad es la sabiduría de lo que somos. Es decir, es la sabiduría de aceptar nuestro nivel real evolutivo.

Asimismo el Diccionario Ilustrado Aristo resume que la humildad es la virtud consistente en conocer nuestra bajeza y miseria, y proceder de conformidad con este sentimiento, bajeza de origen, situación, etc.

Hasta aquí puedo parecer un estudiante robotizado de secundaria básica, pero mi intención solo es saber hasta qué punto ser humilde es hoy una preocupación dentro de la sociedad cubana. Ahora se torna un poco difusa lasituación. ¿Hasta donde somos conscientes de nuestras restricciones? ¿No es hasta darnos en la cabeza (incluso varias veces) que entendemos, como los animales, una determinada lección?

Debe alarmarnos en este tiempo de consumismo, divisa y ostentación, ver a unos niños que no rebasan los cinco años vestidos como hazmerreíres hollywoodenses tanto como los superescapa´os que no te dan un chance y acaparan todo lo que en materia académica e intelectual se pierde porque “ellos son capaces.”

La mente humilde es receptiva por naturaleza y por lo mismo es la que mejor está dispuesta a escuchar y a aprender. Entonces hagamos un alto para permitir que cada experiencia enseñe algo, desde ahí, desaparecerán miedos y temores. Apuesto mi humildad.

Anuncios

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: